Escuchar radio en VIVO!

LATINOTAS

Compartir Nota

Masaje sensual como tomar contacto con el cuerpo del otro

Masaje Sensual ,latidos.pe

El masaje sensual, que no es sinónimo de estimulación erótica, no requiere una habilidad específica, solo una reelaboración de los gestos que se hacen normalmente antes de hacer el amor.

*-* Es importante crear el ambiente propicio: las luces tenues o algunas velas suelen crear una atmósfera relajada.

*-* La temperatura de la habitación debe ser lo suficientemente cálida para que los dos puedan estar desnudos.

*-* Este tipo de masaje es un excelente medio de aprender y aceptar el propio cuerpo y el del compañero. Al explorar su cuerpo, puedes encontrar dónde y cómo le agrada ser tocado y viceversa.

*-* Puede ser de gran ayuda al comenzar una relación, para aliviar la timidez e indecisión del inicio. Un masaje en la espalda es ideal para empezar a tomar contacto con el cuerpo del otro.

 ¿Cómo empezarlo?

*-* Lo ideal es hacerlo con alguna loción o aceite, para que tus manos se deslicen mejor y la sensación sea más placentera.

*-* Además, es mejor frotar las manos con el aceite o loción hasta calentarlo y no verterlo directamente sobre la piel.

*-* Respirando normalmente y adoptando una postura relajada, mueve las manos lenta y suavemente, siguiendo las curvas y las formas de su cuerpo.

*-*Siente la diferencia en las texturas de las distintas zonas, el calor y la electricidad de la piel, y deja que la sensación de placer te invada a ti también.

*-* En esta primera etapa, el objetivo del masaje es relajar el cuerpo, no excitar al compañero. Luego de terminar con la espalda, empieza a mover las manos, con movimientos acariciantes, desde la base de su cabeza hasta los glúteos, a lo largo de las piernas hasta los pies.

*-* Mientras lo haces, pregúntale cómo se siente mejor, dónde le gusta más, si prefiere toques suaves, firmes, livianos o pesados. Después, pídele que se de vuelta y repite los movimientos que más le agradan, desde la cabeza hasta la punta de los pies, evitando los genitales.

El masaje es un idioma sin palabras, un intercambio de energía recíproco, y requiere que tanto el que lo da como el que lo recibe estén disponibles y receptivos.

*-* Una vez que hayas logrado relajar la tensión y distender los músculos de tu compañero, puedes empezar a combinar tus movimientos con otros más eróticos.

*-* Es en este punto donde se borran las fronteras entre el masaje y el juego amoroso.

*-* Una vez terminado este masaje, puedes pedirle a él uno recíproco, y/o tomar juntos un baño tibio.

Aprender a disfrutar y a prolongar el tiempo dedicado a las caricias puede enriquecer e intensificar enormemente el acto del amor. Los mimos y caricias prolongadas estimulan las hormonas y potencian el deseo, y así, cuando llega el orgasmo, la carga energética es mucho más intensa.

 

Publicidad – Redes

.
.

Fun Facebook

Categorías

Deja un comentario