La banda inglesa Coldplay tocó su propia versión de un clásico del rock en español y el momento fue inmortalizado en Facebook.