Algunos hombres piensan que la única vía para que la mujer llegue al orgasmo es por medio de la penetración, sin embargo la ciencia nos ha demostrado que esto no es cierto.