La hija del líder de Nirvana y de Courtney Love dice que tiene una “relación difícil” con la herencia de su padre.