Isabel Pantoja, no está sobre una tarima, ahora está sentada sobre el banquillo de los acusados por el juicio de blanqueo de capitales derivados.