Mezclar el aloe vera (sabila) con agua mineral. Aplicar vaporizándolo en el rostro sin que toque los ojos.