Luis Miguel y Alejandro Fernández, han resuelto su problema legal, al llegar a un acuerdo para la realización de la gira conjunta que ya había sido cancelada anteriormente.