En varios casos el rock es una forma de vida, a tal grado que hay cantantes que podrían ser más rockeras que los propios íconos de este género musical.